Horario

Hoy
9:30 - 20:30
Mañana
9:30 - 20:30
Viernes
9:30 - 20:30
Sábado
Cerrado
Domingo
Cerrado
Lunes
9:30 - 20:30
Martes
9:30 - 20:30

Dirección

Av. Lancia 2

La importancia de una sonrisa sana y bonita: la placa dental (parte II)

La placa bacteriana es el origen de caries, así como de infecciones que pueden generar daños importantes tanto a corto como a largo plazo. Te contamos más en este artículo. ¡Sigue leyendo!
08 junio, 2023
Mujer joven con dolor de boca por caries o gingivitis

Ponte en situación: llevas un calendario riguroso de revisiones profesionales regulares y, entre ellas, además, cuidas tus dientes de forma minuciosa. Pues bien, aun así, has de saber que las bacterias siguen formándose y habitando en tu boca y que, también, las proteínas y los subproductos alimentarios se mezclan continuamente para formar la fina película que conforma la placa dental.

Es por eso que debemos ser serios con su control pues, de no ser así, deriva en una serie de enfermedades que pueden incluso llevar a la pérdida de piezas dentales.

La primera consecuencia de la acumulación de placa es el sarro, que aparece cuando esta se endurece dañando el esmalte y las encías y es el principal causante de las enfermedades asociadas comúnmente a la placa. Te contamos cuáles son y cuáles son sus síntomas.

Principales enfermedades asociadas a la placa

  • Gingivitis: La acumulación de la placa y el sarro pueden originar la aparición de la gingivitis. La encía se hincha, se pone roja y puede llegar a sangrar. Es un síntoma claro de que la higiene dental no es la adecuada.
  • Periodontitis: A todos los síntomas descritos en el apartado anterior, ahora sería añadirle la pérdida del hueso, con lo que la consecuencia sería la pérdida de uno o más dientes. Una mala higiene dental, predisposición genética o el consumo de alcohol y tabaco serían los motivos más frecuentes.
  • Caries: bacterias que se acumulan en los dientes y que no son eliminadas con el cepillo y el hilo dental. Producen unos ácidos que van desgastando la superficie del diente. Es posible que no duela y por eso no nos demos cuenta. Aquí, es cuando, la visita con regularidad al dentista sería la herramienta más eficaz de prevención.
  • Halitosis o mal aliento: uno de los problemas bucodentales ligado estrechamente con la acumulación de placa bacteriana. Surge de la unión de las bacterias con las proteínas salivales.

Cómo se puede prevenir

El factor clave es mantener una buena higiene bucal. La placa comienza a aparecer aproximadamente entre cuatro a doce horas después de cepillarse los dientes. Por lo tanto, para evitar que las bacterias puedan producir daños es importante realizar un correcto cepillado al menos dos veces al día durante aproximadamente dos minutos, sobre todo después de ingerir alimentos azucarados.

Durante el cepillado, se deben limpiar adecuadamente todas las piezas dentales, sin olvidar otras zonas cruciales como las encías y la lengua.

Para maximizar la higiene bucal es recomendable utilizar hilo dental, enjuagues o cepillos interdentales después del cepillado, ya que contribuyen a reducir o evitar la formación de placa, especialmente en los espacios reducidos que existen entre los dientes.

En definitiva, te resumimos los principales pasos que deberías llevar a cabo para cuidar tu higiene bucodental y prevenir la acumulación de la placa bacteriana:

  1. Cepíllate los dientes a diario.
  2. Usa un dentífrico adecuado. ¿Tienes dudas o no lo tienes muy claro? Pregunta a tu dentista.
  3. Presta atención al cepillo que utilizas. Es importante adaptar su dureza a tus necesidades y, por supuesto, cambiarlo cada 2 o 3 meses.
  4. No olvides hacer uso del hilo dental o de cepillos interdentales por lo menos una vez al día. Ayudan a llegar donde el cepillo convencional no alcanza, eliminando restos de comida de entre los dientes.
  5. En el caso de que el espacio interdental sea excesivamente amplio, los cepillos interdentales son la mejor opción.
  6. No olvides completar tu higiene oral con un enjuague bucal. De nuevo si te surgen dudas sobre cuál elegir lo mejor siempre es consultar a tu dentista. ¡Existen colutorios específicos para todo tipo de necesidades orales!
  7. ¿Conoces los limpiadores linguales? Contribuyen de forma muy eficaz a prevenir la acumulación de placa bacteriana en la boca.
  8. Cuida tu alimentación. No abuses de alimentos dulces, ni de zumos, bebidas especialmente calientes o frías. Modera tu consumo de café. Tampoco es recomendable consumir salsas industriales o caramelos duros, de la misma forma que hay que controlar la ingesta de vino tinto, patatas fritas, pasta o frutos secos (especialmente si son pegajosos tipo pasas, ciruelas, etc.).
  9. Visita a tu dentista al menos una vez al año. La prevención es fundamental para detectar problemas a tiempo y evitar males mayores.
  10. Planifica una limpieza dental profesional una vez al año, como mínimo. Es muy importante para eliminar cualquier acúmulo de placa bacteriana en tu boca.

Puedes leer más información sobre hábitos para una correcta salud dental aquí.

Recuerda que para nosotros, tu salud bucodental es lo más importante, por lo que te animamos a que te pases por la Clínica y nos cuentes tu caso para asesorarte de forma personalizada. ¡Llámanos o ven a vernos! La primera consulta es gratuita.